Alcachofa - Cynara scolymus L.

Historia

Empezamos el recorrido por la historia, hablando del origen de la palabra alcachofa, viendo que procede del árabe al-chuchufa, que quiere decir planta comestible.

Originaria de la Cuenca del Mediterráneo, tanto los egipcios, como los griegos y romanos, inicialmente la conocieron como una verdura silvestre, fruto probablemente de un largo cruce selectivo, a partir del cardo (Cynara cardunculus), que aún crece de modo silvestre en la región mediterránea.

Posteriormente, en la Edad Media, no se conoce su cultivo.

Hasta el s. XV no apareció en Italia y un siglo después en Francia e Inglaterra, donde se convirtió en un manjar de la nobleza principalmente, extendiéndose a Europa central, aunque allí se hiela con facilidad.

Actualmente sólo se encuentra en cultivos, o en forma silvestre cerca de huertos cultivados.

Descripción botánica

La alcachofa es una planta de la familia de las Asteráceas (Compuestas), perenne y tal como hemos comentado, similar al cardo.

Planta herbácea, vivaz, con un rizoma cilíndrico y de una altura aproximada de un metro, llegando a alcanzar los dos metros.

Está formada por una gran cantidad de hojas basales muy grandes y profundamente segmentadas, que al contrario que las del cardo, están desprovistas de espinas y son algodonosas y grises por debajo. Las hojas interiores son pecioladas y las superiores sentadas.

Los tallos son gruesos, acanalados y con hojas mucho más pequeñas que las de la base, de forma pinnatisecta o bien enteras. En su extremo superior, se forma un fruto, unos capítulos florales, redondos y espinosos, que se recogen antes de que se abran.

La flor es grande, carnosa, constituida por inflorescencias azules o liliáceas, muy numerosas.

Florece en verano y en otoño.

Campos de alcachofa - Prats del Llobregat

Partes utilizadas y principios activos

Como droga se utilizan las hojas (folium cynarae) recogidas durante la floración, en alcachoferas que mínimo tengan un año.

No tienen olor y son amargas. De hecho, de la familia de las compuestas, es la que más principios amargos tiene, siendo la cinarina y la cinaropricina los más desatacados (glucósidos de sabor agradable).

Además de estos principios activos podemos destacar:

  • Flavonoides de acción antiinflamatoria (cinasórido, quercitina, rutina, hesperidina, hesperidósido)
  • Ácidos (cafeico, esteárico)
  • Taninos
  • Potasio
  • Enzimas
  • Alcoholes triterpénicos
  • Glucósidos luteolinicos
  • Polifenoles

Extracto de alcachofa - Plantis

Utilización en la medicina popular

Durante la historia, tanto la raíz y las hojas ya eran particularmente apreciadas para hacer tratamientos. De hecho, en los s. XVI y XVII, ya se utilizaban como remedio contra “la obstrucción del hígado y los riñones”.

Propiedades:

  • Hepatoprotectora: regeneradora de la célula hepática
  • Colerética: estimulante de la producción de bilis
  • Colagoga: favorece la eliminación de bilis
  • Digestiva
  • Aperitiva
  • Hipocolesterolizante: disminuye el colesterol
  • Hipoglucemiante: disminuye el azúcar en sangre
  • Diurética
  • Laxante
  • Depurativa

Aplicaciones:

  • Hepatitis
  • Trastornos hepatobiliares
  • Cálculos en la vesícula: evita la formación de cálculos biliares
  • Indigestión: flatulencias y pesadez de estómago; se recomienda incluirlas en una comida abundantes o muy grasa y mejorar así la digestión
  • Intoxicación alimentaria
  • Inapetencia: en forma de infusión actúa como aperitivo
  • Colesterol y triglicéridos altos: bajan los niveles de colesterol en sangre y evitan los depósitos excesivos de partículas de grasa, en los tejidos hepáticos y en la sangre, previniendo así la arteriosclerosis
  • Hipertensión
  • Diabetes: baja la dosis de azúcar en sangre en la diabetes incipiente y en la de las personas de edad
  • Oliguria: beneficiosa para el sistema urinario y renal
  • Edemas: tanto se cree en sus virtudes para vencer los enemas y la retención hídrica, que incluso existen preparados inyectables para usarse en el tratamiento de la celulitis, concretamente en el que se conoce como mesoterapia
  • Infecciones urinarias
  • Estreñimiento
  • Ictericia
  • Insuficiencia hepática y biliar
  • Jaquecas y dolores oculares causados por insuficiencia hepática
  • Para problemas de la piel (acné, eczemas)
  • Convalecencias: para recuperar las fuerzas y eliminar el efecto indeseables del tratamiento con antibióticos o sulfamidas.
  • Gota: debido a sus propiedades diuréticas y a que facilita la eliminación del ácido úrico.

Cabe señalar, que la alcachofa no sólo se utiliza con fines medicinales, sino que el delicioso sabor de sus cogollos y hojas, la convierten en una exquisitez más allá del Mediterráneo.

Comprimidos de alcachofa - Plantis

Presentaciones y posología

Presentación:

A pesar de poder infusionar sus hojas frescas, las alcachofas como verdura no poseen ningún valor medicinal, ya que pierden una gran cantidad de principios activos cuando se cocinan.

Lo que más se utiliza son los preparados, pudiéndola encontrar en planta seca, jugo, extracto fluido, ampollas, perlas, cápsulas y comprimidos.

La dosis diaria recomendada equivale a 6 g de droga desecada (es decir, aprox. 1 320 mg de extracto seco o 30 ml de jugo), repartidos en dos o tres tomas (una antes de cada comida).

Preparación de la infusión:

  • Hoja seca: Una cucharada de postre de hojas trituradas, por taza de agua, en infusión, tres veces al día. Dejar en reposo 10 minutos.
  • Hoja fresca: Se prepara con 30 g de hojas frescas por litros de agua. Hervir durante 15 minutos. En caso de hepatitis o insuficiencia hepática esta infusión se prepara con 50 g de hojas.

Aunque cualquier momento es bueno para tomarla, quizá antes de las comidas sirva para preparar el estómago frente al trabajo que después deberá asumir.

Precauciones

  • Evitar el consumo de preparados de hojas de alcachofa durante el embarazo y la lactancia, ya que no se dispone de información científica al respecto.
  • Las personas que padecen obstrucción de la vesícula biliar u obstrucción del conducto biliar no deben consumir preparados de hojas de alcachofa bajo ningún concepto. En caso de cálculos biliares se debe consultar siempre primero al médico.
  • Por otra parte, y al igual que sucede con otras plantas diuréticas, en caso de hipertensión o problemas cardiacos, la alcachofera deberá utilizarse bajo estricto control médico.
  • Precauciones con alergias conocidas a las plantas de la alcachofera y similares (familia de las compuestas), aunque la probabilidad de alergia es muy baja, pues no se ha informado de ningún caso de reacción alérgica después de su ingesta por vía oral.
  • Al igual que con otros miembros de la familia de las Compuestas, el contacto con la planta fresca puede producir dermatitis de contacto.
  • Pueden ocurrir leves trastornos gastrointestinales en casos raros. Las reacciones alérgicas pueden ocurrir en pacientes sensibilizados.
  • Interacciones con fármacos desconocidas.

Campos de alcachofa - Prats del Llobregat

Sabías que…

"Tradicionalmente, en la parte norte de la península, se colocaban alcachofas colgadas de las puertas para ahuyentar a los malos espíritus."

Bibliografía

  • Herboristeria 2. Escola del Gremi d’Herbolaris, i Dietètica de Catalunya.
  • La farmacia verde. Dr. Jörg Grünwarld / Christof Jänicke. Everest.
  • Plantas medicinales. Biblioteca de la naturaleza.Tikal-
  • 100 Remedios naturales para ganar salul. RBA.
  • Enciclopedia de Medicina Natural y Salud. Plantas para la Salud (I). Ediciones Rueda.
  • Guía Integral de herboristería y dietética. Jordi Cebrián. Integral.
  • Botánicos: Contraindicaciones, precauciones e interacciones con fármacos. Nutrinat.

Deja un comentario

Registrarse


Categorias